Movimiento Lindano NO

Por un río Gállego limpio

ESTUDIO DE LA CONCENTRACIÓN DE HEXACLOROCICLOHEXANO (HCH) EN DISTINTOS PUNTOS DE LA CUENCA DEL GÁLLEGO ENTRE SABIÑÁNIGO Y VILLANUEVA DE GÁLLEGO

Beatriz Lacruz – Profesora Titular – Departamento de Métodos Estadísticos – Universidad de Zaragoza

Diciembre 2014

1.       Datos disponibles

La Confederación Hidrográfica del Ebro proporciona mediciones de la cantidad total de HCH y de sus isómeros α, β, δ y γ (lindano) en distintos puntos de la cuenca del Gállego entre el barranco de Bailín (Sabiñánigo) y su desembocadura en Zaragoza[1]: Barranco de Bailín (Sabiñánigo), Jabarrella, Anzánigo, La Peña (pie de presa), Ardisa, Canal de Monegros (Almudévar), Azud de Camarera, Villanueva y Derivación Acequia Urdana.

Los datos del barranco de Bailín se registran de forma desigual en periodos que van desde 2 a 14 días, siendo lo más habitual cada 6 o 7 días. Están disponibles desde el comienzo del traslado de los residuos hasta el 26 de noviembre de 2014. Asimismo los datos en Jabarrella están tomados cada 6 o 7 días, pero se dejaron de publicar a partir del 27 de octubre. Sin embargo, disponemos de datos (casi) diarios recogidos por la Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental (SARGA) desde el 1 de abril de 2014 hasta el 4 de diciembre.

En las estaciones de La Peña, Ardisa y Azud de Camarera se comenzaron a publicar los datos desde el 24 de septiembre en periodos de 3 o 4 días. En el resto de los puntos de muestreo: Anzánigo, Canal de Monegros (Almudévar), Villanueva y Derivación Acequia Urdana no se han registrado muestreos periódicos.

2.       Legislación

El estudio de la concentración de HCH se ha basado, por una parte, en la RESOLUCIÓN de 4 de diciembre de 2012, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental[2], publicada en el BOA 252 de 28 de diciembre de 2012, en la que se establece el límite de vertidos de la suma de HCH en 50 mg/L (pág. 28812), obligando a cumplir el Real Decreto 60/2011[3], de 21 de enero, sobre las normas de calidad ambiental en el ámbito de la política de aguas.

En cuanto a los límites de HCH total e isómeros se ha aplicado el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano[4] que establece un límite de 0,1 µg/L por plaguicida individual y 0,5 µg/L para la suma de todos los plaguicidas que se sospeche puedan estar presentes en el agua. En este Real Decreto el HCH no aparece como tal y se considera cada isómero englobado en el término plaguicida.

A pesar de que en la Resolución del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental se aplica el Real Decreto 60/2011, no se ha considerado su aplicación en este estudio una vez vista la respuesta del Parlamento Europeo[5] a la una consulta realizada por los afectados por la contaminación por HCH del embalse de Oiola, en la que se indica que los requisitos que impone esa Directiva sólo serán obligatorios a partir del 22 de diciembre de 2015. Hay que notar que este Real Decreto es mucho más exigente que el considerado en este estudio puesto que, por una parte, identifica al hexaclorociclohexano (HCH) como sustancia peligrosa prioritaria y, por otra, establece en la Norma de Calidad Ambiental (NCA) que la concentración máxima admitida (CMA) es de 0,04 µg/L en aguas continentales superficiales.

3.       Análisis del HCH en el Barranco de Bailín

Los datos en el Barranco de Bailín corresponden al periodo de 21 de abril de 2014 hasta su última medición publicada el 26 de noviembre de 2014.

La Figura 1 muestra las cantidades registradas de HCH en este periodo junto con el límite permitido de vertido: 50 mg/L2. A partir del 11 de septiembre, de las 14 mediciones tomadas, 10 de ellas superan los límites permitidos (71,4% de las mediciones registradas) llegando a los 438 mg/L el 11 de septiembre y a 2027 mg/L el 3 de noviembre, y manteniéndose por encima de los 50 mg/L durante ambos meses. Además, entre el 25 de junio y el 9 de julio se detectaron cantidades superiores a 40,2 y 45,0 mg/L, respectivamente, y entre el 31 de julio y el 7 de agosto valores superiores a 19,2 y 41,4 mg/L, aunque solo están registrados los límites inferiores, habiendo sido en tres ocasiones muy cercanos al límite permitido (puntos de color naranja en la Figura 1).

GRAFICO 1

4.       Análisis del HCH en Jabarrella

Los datos del punto de muestreo de Jabarrella corresponden al periodo de 21 de junio de 2014 hasta el 27 de octubre de 2014. Entre finales de julio y principios de agosto se detectan cantidades de HCH muy por encima del límite permitido para agua potable: 0,5 mg/L4 (Figura 2). Estos valores coinciden con el periodo en Bailín en el que constan mediciones sin determinar pero por encima de 19,2 y 41,4 mg/L. El primer periodo crítico de Bailín (11 de septiembre – 8 de octubre) parece afectar levemente a las mediciones en Jabarrella. Para el segundo periodo crítico (29 de octubre – 26 de noviembre) no constan valores.

Figura 2

Por otra parte, la Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental (SARGA) nos ha proporcionado las mediciones (casi) diarias del total de HCH (así como las cantidades detectadas de cada uno de sus isómeros α, β, δ y γ (lindano)) medidos poco después del barranco de Bailín a la altura de Jabarrella del 1 de abril al 26 de noviembre de 2014. Las mediciones que no constan corresponden a los sábados y domingos de cada mes.

La Figura 3 muestra las mediciones de la CHE y Sarga en el periodo en el que constan mediciones de ambas fuentes. Se observan bastantes diferencias en las mediciones, que se aprecian más claramente en los gráficos mensuales de la Figura 4. No se muestran el periodo del 4 a 30 de junio por encontrarse las mediciones por debajo de los límites según ambas fuentes.

figura 3

En la Figura 4 se ha mantenido el máximo de 8,0 mg/L en el eje vertical con objeto de hacer comparables los 5 gráficos que se muestran. Sin embargo, en septiembre y octubre se han alcanzado picos, según SARGA, de 38,8 y 27,2 y 13,12 mg/L, respectivamente (que salen fuera del gráfico y están indicados con sus valores numéricos). Es destacable el hecho de que las mediciones proporcionadas por SARGA están en gran parte por encima del límite de 0,5 mg/L, mientras que las de la CHE se encuentran casi siempre por debajo del mismo. También resulta sorprendente que los valores altos en Bailín no producen fuertes variaciones en Jabarrella según la CHE, pero sí son acordes con los valores registrados por SARGA.

En el mes de julio, los valores altos detectados por SARGA quedan por delante y por detrás de una de las situaciones críticas tanto de Bailín (31 de julio – 7 de agosto) y como del punto de la CHE en Jabarrella (31 de julio – 6 de agosto). Esto es debido a que las mediciones de la CHE son registradas cada 6 o 7 días y por tanto, el problema no ha podido ser detectado con la misma precisión. Estos lapsos de tiempo entre las mediciones de la CHE, hacen también que no se detecten situaciones preocupantes en el mes de agosto, que según SARGA, se han producido en 17 de las 21 mediciones tomadas este mes (80,95%). Sin embargo, la medición de 8 de septiembre de SARGA muy por encima de los límites no coincide ni con un periodo crítico en Bailín, ni es detectada por las mediciones de la CHE en Jabarrella. Tampoco son detectadas por las CHE las mediciones por encima de los límites en SARGA de mitad de septiembre y de mitad de octubre.

La Figura 5 muestra las mediciones de SARGA del mes de noviembre, periodo para el que no se disponen datos de la CHE. Se observa como el periodo crítico en Bailín que comienza el 3 de noviembre con un valor registrado de 2017 mg/L solo afecta en Jabarrella a los primeros días del mes.

figura 4

figura 5

5.       Análisis del HCH en La Peña (pie de presa), Ardisa y Azud de Camarera

El resto de los puntos de muestreo de la CHE para los que existen mediciones periódicas registradas son La Peña (pie de presa), Ardisa y Azud de Camarera que corresponden al periodo del 24 de septiembre al 9 de diciembre y se comenzaron a registrar después de que los pueblos afectados (Murillo de Gállego, Santolaria de Gállego y Biscarrués) dieran la voz de alarma. La Figura 6 muestra la suma de HCH registrada en estos tres puntos de muestreo junto con Jabarrella. La Figura 7 muestra el detalle de estas tres últimas estaciones de muestreo.

figura 6

figura 7

El periodo crítico detectado en Bailín entre el 11 de septiembre y el 2 de octubre afectó a los tres puntos de muestreo dándose las concentraciones más altas en el punto más cercano a Bailín (La Peña) pero casi por igual a Ardisa y Azud de Camarera (lo que no deja de ser sorprendente por la distancia existente entre estos dos puntos). Además, dado que la situación crítica en Bailín comenzó el 11 de septiembre y en Jabarrella se habían detectado valores altos entre el 5 y el 18 de septiembre (según SARGA), es probable que el Gállego en estos puntos de muestreo también estuviera afectado por la contaminación en los días anteriores al registro de los datos.

El segundo periodo crítico en Bailín entre el 3 y el 26 de noviembre afecta muy rápidamente a los tres puntos de muestreo y de nuevo, con concentraciones muy similares en Ardisa y Azud de Camarera.

Las bajadas bruscas que se observan en el gráfico son debidas al desembalse del pantano de la Peña, que parece ser, tenía lugar cada vez que se detectaban valores por encima de los límites.

6.       Primeras conclusiones

El análisis de los datos muestra claramente cómo el HCH procedente de Sabiñánigo ha sido arrastrado aguas abajo hasta alcanzar un punto muy próximo a la ciudad de Zaragoza. Para entender cómo ha tenido lugar la difusión del contaminante sería necesario, además de completar los datos de todas las estaciones para tener la información referida a los mismos periodos, obtener datos de precipitación, caudal y reserva de embalses en esas mismas fechas. Otra cuestión a abordar es el estudio de los isómeros puesto que el hecho de que la suma de HCH no supere el nivel de 0,5 mg/L no significa que alguno de los isómeros no supere el límite de 0,1 mg/L.

[1] Confederación Hidrógráfica del Ebro, http://chebro.es/contenido.visualizar.do?idContenido=34149&idMenu=4400

[2] RESOLUCIÓN de 4 de diciembre de 2012, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, BOA 252 de 28 de diciembre de 2012, pág. 28810-28817

[3] Real Decreto 60/2011, de 21 de enero, sobre las normas de calidad ambiental en el ámbito de la política de aguas, BOE de 22 de enero de 2011, pág. 6854-6870.

[4] Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, BOE nº 145 de 21 de febrero de 2003, pág. 7228-7244.

[5] http://www.europarl.europa.eu/sides/getAllAnswers.do?reference=E-2013-008794&language=ES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: